La reputación, el gran activo de los entrenadores de élite

septiembre 5, 2016
septiembre 5, 2016 Comunicar es Ganar

La reputación, el gran activo de los entrenadores de élite

¿Cuánto pesa la comunicación no verbal a la hora generar influencia en un jugador? ¿Y el liderazgo para atraer un patrocinador? ¿Puede un entrenador construir su reputación únicamente a partir de lo que sucede en el terreno de juego? Estas han sido algunas de las líneas de investigación que durante estos últimos meses el equipo de Comunicar es Ganar ha estado desarrollando. Y por fin parece que se acerca el momento de conocer los resultados, ya que en apenas unos días presentaremos el #CoachReputationRanking, el nuevo producto (y gran juguete) de la factoría CeG, como lo ha bautizado su CEO hace unas horas en Twitter. Una herramienta de trabajo realmente útil para que los entrenadores de élite puedan medir, evaluar y aprender a gestionar mejor los elementos que generan influencia y reputación en los diferentes públicos hacia los que se dirigen.

Y es que en los últimos tiempos los entrenadores se han convertido en portavoces y embajadores de sus equipos de fútbol. Por su perfil público trascienden la proyección e imagen de marca del propio club llegando a erigirse en muchas ocasiones en grandes referentes e iconos para aficionados, marcas, medios, jugadores, etc. Por todo ello, es fundamental cuidar no solo lo que sucede dentro del terreno de juego, sino también lo que trascurre antes y después. Hablamos de comunicación, imagen y reputación. Y muy pronto tendrás a tu alcance una herramienta con la que conocer en qué escala de reputación te encuentras.


 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE CUIDAR TU REPUTACIÓN?

Genera corrientes de opinión. Y de ti depende en buena medida que sean buenas o malas corrientes.

Influye en decisiones de contratación. Sí, es cierto,  nos consta que también por lo que se dice de ti se te juzga.

Supone un valor diferencial, un activo, que se proyecta más allá del club que representas.

Estemos en contacto

Sabemos como ayudarte